Infusión de linaza

Infusión de linaza

 

 

 

 

 

 

Para preparla, debes hervir una cucharada de linaza en una taza de agua. Debes esperar a que la consistencia sea gelatinosa, pues es cuando la fibra soluble se infla, se desprende y se solidifica en el agua. Puedes beberla sola o añadirle unas gotas de limón o miel.