Tu primer día de gimnasio, objetos para realizar una actividad física óptima

Primer día de gimnasio

El primer día en el gimnasio todo te puede parecer raro y confuso; tienes que tener claro los objetos que vas a necesitar para el desarrollo de la actividad física. A continuación, te voy a mostrar los objetos que para mí son primordiales en el gimnasio:

1. Ropa cómoda

Cuando hablamos de hacer ejercicio debemos recordar que el uso de una ropa cómoda es esencial para realizar la actividad física con total comodidad. Unas buenas deportivas harán que tu movimiento sea más estable y te ayudará a evitar lesiones. Respecto a las camisetas, debes tener en mente que las camisetas transpirables son un buen aliado; éstas harán que la sudoración tenga vías de escape, evitando malos olores. En cuanto a los pantalones elige siempre el que mejor movimiento te permita, las mallas también son un gran aliado.

2. Botella de agua

La hidratación durante el entrenamiento es muy importante, recuerda hidratarte antes, durante y después de la actividad física. Durante el verano intenta hidratarte con mucha más frecuencia.

3. Toalla

En muchos gimnasios encontrarás que su uso es obligatorio; en otros no, pero es recomendable que siempre lleves tu toalla. La higiene es la principal razón, piensa que a lo largo del día pasan muchas personas por las mismas máquinas que tú estás utilizando, la toalla evitará el contacto directo con la máquina.

4. Guantes (Opcional)

El uso de guantes es totalmente opcional, pero si vas a trabajar con grandes cargas su uso es más que recomendable. Te aportará mayor sujeción en la mano, a parte evitará que te salgan callos en las manos y ayudará a la prevención de lesiones articulares en la muñeca durante la actividad física.

Empieza tu cambio físico.

Inicia un cambio físico

Principales consejos

Todos hemos intentado ponernos en forma alguna vez y hemos fallado. Decidimos empezar un cambio en nuestros hábitos con un plan de alimentación y de entrenamiento, pero a los días ya hemos encontrado alguna excusa para no ir al gimnasio o para no hacer la dieta.

A continuación, te presentamos unos consejos que te pueden ayudar para alcanzar tus objetivos:

      1. Encuentra tu motivación para tu cambio físico.

      2. Deja de ver el ejercicio como una tarea cansada y empieza a pensar que es la herramienta que te proporcionará un mejor estado físico y una vida mucho más saludable.

      3. Si tu objetivo es grande debes dividirlo en pequeñas acciones diarias que te ayuden a avanzar hacia el éxito.

      4. Debes plantearte retos a los que te enfrentarás cuando la motivación esté ausente. Si fracasas en algún intento por lograr tus objetivos, no te rindas, aprende de tus errores.

      5. Date el permiso para ponerte en forma y estar saludable; no solo por ti, sino que también debes tener en cuenta a la gente que te quiere.